sábado, 30 de abril de 2011

Intercambio gaseoso

El oxígeno y el dióxido de carbono entran por estomas  y lenticelas, se dirigen el primero a las mitocondrias (para la respiración celular) y el segundo a los cloroplastos (para la fotosíntesis). Estos gases salen también por los estomas y lenticelas.
La apertura de los estomas esta regulada por la luz, el dióxido de carbono y la temperatura. Estos factores influyen en  el aumento de la concentración intracelular de potasio de las células oclusivas.Al aumentar la concentración de potasio se produce la entrada de agua por ósmosis, las células se hinchan y se separan, dejando el ostiolo abierto. La salida de iones potasio del interior de las células oclusivas va seguida de la salida de agua, lo que provoca el cierre del estoma.


  • El exceso de dióxido de carbono estimula la salida de potasio, lo que provocará el cierre de estomas
  • El aumento de temperatura por encima de 35º C activa la respiración celular, este proceso produce el aumento de dióxido de carbona y el cierre de los estomas.
  • La ausencia de luz impide la fotosíntesis, pero las células vegetales siguen realizando la respiración celular, con lo cual aumenta el dióxido de carbono y los estomas se cierran. Durante el día los estomas se abren.
A las plantas no les interesa tener permanentemente los estomas abiertos porque pueden deshidratarse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario