jueves, 21 de abril de 2011

El Sistema Fundamental.

Está formado por tres tejidos que rellenan todo el espacio interior de los órganos de una planta: Parénquima, Colénquima y Esclerénquima.
  1. PARÉNQUIMA: Variada estructura celular. Las células están bastante vacuolizadas y entre ellas hay pocos espacios intercelulares. Se distinguen: el parénquima clorofílico, constituido por células con numerosos cloroplastos para realizar la fotosíntesis, y se localiza en el mesófilo de hojas y en tallos verdes; el parénquima de reserva, formado por células especializadas en sintetizar y acumular sustancias como el almidón, proteínas, ácidos grasos...; el parénquima acuífero,   que almacena agua; y el paréquima aerífero  con espacio entre celulas para que circulen gases entre ellas. 
  2. COLÉNQUIMA:  Tejido de sostén constituido por células vivas con paredes muy engrosadas, localizado en un cilindro en la periferia de los tallos, formando haces en peciolos o tallos o bajo la epidermis. 
  3. ESCLERÉNQUIMA: Constituido por células con paredes engrosadas, duras y lignificadas y muertas en la madurez. Su función tambien es el sostén de la planta. Hay dos tipos de células muertas: las fibras, alargadas que se agrupan en haces o cordones y las esclereidas , isodiamétricas y dispersas en la pulpa de frutos o formando capas como en la cáscara de almendras y nueces.


Esclerénquima
Parénquima de reserva

Colénquima en  hoja de olivo



No hay comentarios:

Publicar un comentario