miércoles, 13 de abril de 2011

El Sistema Dérmico

Es la cubierta protectora de la planta. Se distinguen dos tipos: Epidermis y Peridermis. La segunda sustituye a la primera durante el Crecimiento Secundario de la planta (en grosor).
La Epidermis está constituida por células planas, adosadas y que producen hacia el exterior la CUTÍCULA, impermeable, compuesta por cutina (grasas, ceras, resinas y aceites). Entre las células epidérmicas se encuentran los estomas, estructuras formadas por dos células oclusivas arriñonadas, que al contraerse dejan un orificio denominado ostiolo. Entre las células epidérmicas es frecuente que aparezcan tricomas que son pelos con funciones y formas variadas: unicelulares, pluricelulares, glandulares, absorbentes, urticantes, defensivos.
Tricomas
La Peridermis forma la corteza de raíces y tallos con crecimiento secundario. Es un tejido compuesto por muchas capas de células cargadas de suberina que forman el súber o corcho. Son células que al cargarse de suberina mueren y hacen de capa impermeable. En algunas zonas quedan espacios huecos entre las células suberosas denominados lenticelas, para permitir el intercambio gaseoso.
La primera vez que se observaron células al microscopio fueron precisamente estas células  de una lámina muy fina de corcho. Robert Hooke las llamó células, del griego Koilos, que significa "vacío" porque estaban huecas, ya que estaban muertas.





No hay comentarios:

Publicar un comentario